7 may. 2012

Flores y canciones

Tu María bordadora siempre me dice "como mi Cristobal ya no hay otros" y yo siempre le respondo "no me chingues abuelita" y todos ríen. Tal vez yo nunca pueda tener una historia bordada de sueños, adornada con ortigas y caramelo, pero si puedo decir que tuve un hombre amoroso que me abrigó, amó y educó como si fuera su hija.





Nube blanca, gladiolas y una canción para dar gracias por los recuerdos.



Sonrían y buena vida

No hay comentarios: