19 abr. 2011

Para que no te cuenten

En estos días de caóticas lluvias han circulado por las redes sociales jocosos comentarios sobre la peculiar definición de "encharcamiento" que tiene el GDF, que dice que abajo de dos metros no se le puede llamar inundación; me pregunto ¿si don Marcelo se hubiera quedado atorado en viaducto el sábado pasado, también diría que solo fuero unos cuantos encharcamientos?

Así que para que no te cuenten y sepas si estas pisando un charco o estás atrapado en una inundación, por unos módicos $1200 te puedes comprar estas bonitas botas para lluvia que vienen con todo y su medidor de nivel de agua.

Botas para lluvia Regina Regis

Sorían y buena vida

No hay comentarios: