26 feb. 2011

La paciencia de los monos.

«¿Qué demonios estás haciendo?», le pregunté al mono cuando le vi sacar un pez del agua y colocarlo en la rama de un árbol.«Estoy salvándole de perecer ahogado», me respondió. 
Anthony De Mello, “El Canto Del Pájaro” 

Cuando amas a alguien y lo ves ahogarse (auque podría ser un problema de percepción) es difícil aguantar el impulso de sacarlo del agua sin primero detenerse a ver si hay un modo de ayudarlo a salir sin peligro de hundirse en el intento. A mi me ha pasado tantas veces que en un ataque de arrogancia me tomo la libertad de volverme mono y no escuchar a ese pez que la verdad no necesita que lo saque del agua, es tan difícil detenerse a escuchar lo que los peces tienen que decir. Eso nos pone en peligro a ambos por que tal vez el pez en su intento por hacerme entender deje de intentar cambiar de aguas o yo me ahogue tratando de capturarlo para sacarlo del agua.

También me he sentido pez alguna vez, cuando eso pasa me causa angustia ver aomo algunos monos se jalan de los pelos por que no logran convencerme de salir del agua, me da tremenda frustración no lograr comunicarme con ellos para decirle que me ahogo por que el agua está contaminada. Más bien lo que me viene bien si quieren ayudarme, es su compañía desde la orilla alentandome para llegar a un lugar donde el río está limpio, o apartando un par de lirios cuando les digo "¡Hey me atoré ! ¿puedes ayudarme sosteniendo esa condenada planta un momentito para poder pasar, está muy pesada". 

Tanto estrés por mirar como me ahogo ha terminado reventando a algunos, simplemente se convencen que no tengo remedio y se van, de algunos más bien he tenido que escapar por que en su desesperación por "salvarme" me aprietan entre los dedos hasta casi apachurrarme.  De vez en cuando logro medio hacerme entender con los más pacientes, esos han logrado controlar la angustia; se que les preocupa mi estado pero saben que eventualmente llegaré a donde el agua es clara.

Ser paciente es no es sencillo, sea yo mono o pez  me cuesta mucho envolverme en ella... pero se que eventualmente lo lograré.


Sonrían y buena vida. (nunca olviden leer la letra pequeña)

P.D. Disculpe usted si le causo alguna molestia con mis palabras, recuerde que aquí hay mayoritariamente vómito verbal producto de la química cerebral, las hormonas o un mal día. 

No hay comentarios: