2 nov. 2010

Ridiculeces ociosas

Si ya lo se, yo debería estar haciendo mi exposición de comparación de limpieza con enzimas, disolventes y detergentes, pero ya saben que tengo el mal hábito de procrastinar. Pero es que me comencé a acordar de una estúpida conversación con alguien al que le acababan de sacar un alien de la panza y no se podía reír, el quería pensar en monjas y perritos tristes, pero yo le enseñé esta imagen y terminó con dolorosa risa. Si ya lo se, soy mala como la tiurea, pero eso ya lo teníamos claro desde hace mucho.
De cuando un ajolote (ahora pelón pelonete cabeza de cuete), todavía me prestaba atención
Si definitivamente, mi cerebro funciona de maneras misteriosas que ni yo misma entiendo, pero mejor en vez de tratar de desenredar mis pensamientos riámonos del perrito que come con cubiertos.

 

Ok Ok, basta de perritos y regresemos a la baba, el chemazo y el jabón, a ritmo de una canción ridícula que me encanta. El video al parecer lo hizo alguien que no tenía nada mejor en que gastar su tiempo, o que como yo prefirió procrastinar que hacer su trabajo (y luego me estoy quejando de la falta de sueño).

 

 Sonrían y buena vida

No hay comentarios: