18 oct. 2010

De gelatina y huesos calcinados



Me gusta la gelatina de cajeta y tambien la zanahoria, como mis aretes naranjas que están hechos de migajón. ¿Les he contado que jamás me ha gustado que el migajón de los bolillos se aplaste?Cuando queda así como masita, casi se paece al lodo que se queda en mis zapatos, esos que ya están todos gastados por caminar las noches enteras, aquellas en que tengo insomnio, No poder dormir siempre me trae de aquí para allá, de mi cuarto a la cocina, calentando leche para él te, siempre se me olvida y se me quema. Dicen que el fuego purifica, cuando muera ¿podrías quemar mis huesos hasta que se vuelvan gelatina? 

No digas nada, solo abrázame ¿vale?, nunca he confiado en las palabras...

Sonrían y buena vida.

2 comentarios:

CAT dijo...

Ya se que son principalmente cartílagos y pedazos de cuero los que se muelen se hierven y se les hacen mil cosas más para desnaturalizarlos y volverlos gelatina. Pero calcinar me gustó más, dejenme en paz por mi momento de despliegue dramático, jajajaja.

Fleur dijo...

Que lindas tus palabras para conmigo. Espero que estés bien CAT.


Abrazos, abrazos, muchos abrazos, qué lindo!!!