10 sept. 2010

Me gustaban los Chiclosos

A mi… a mi me encantaban los chilclosos...
Me gustaban porque eran caramelos ricos, suavecitos y color cajeta
de esas cosas que me hacían sonreír desde que los conocí
 Solía desenvolverlos despacito
 los ponía entre mis labios
los mordía poco a poco
Los jugaba con la lengua y los aplastaba contra mi paladar hasta que se deshacían en mi boca
Luego era divertido jugar con la envoltura, hacerla bolita cerca de mi oído.
 enrrosacarla entre mis dedos, torcerla y extenderla 
para después mirar mi cara reflejada, soplar sobre ella para marcar mi aliento y después hacerla moñito para ponerla en mi cabello.
De verdad que volvían loca los chiclosos… un día uno se me atoró en la garganta
se me fue hasta bien adentro, se me pegó en la campanilla y sentí que se me iba el aliento. 
Tosí y se me fue a estrellar contra los dientes, se me embarró hasta las muelas, traté de quitármelo con la lengua y lo único que logré fue mordérmela
 juro que me dolió como no tienen idea. Por comerme ese chicloso terminé llorando hasta cansarme, con la lengua adolorida, los ojos hinchados y la nariz llena de mocos.
 Yo enserio adoraba los chicoloso, pero desde esa vez que me lastimé al comerlos prefiero evitarlos…

Pues así pasa cuando una come caramelos, así suena cuando una lo platica y así se acuerda una los recuerda. Claro que los chiclosos son caramelos ¿Qué otra cosa podrían ser?

1 comentario:

Victoria dijo...

no habia leido tu blog pero vi que pasaste a visitarme asi que GRACIAS!
Por pasar un minuto conmigo pero sobre todo porque he descubierto una blogger GENIAL!
por aqui nos seguimos leyendo!