26 sept. 2010

Cerebro oxidado

Un kilo de naranjas, 7 pepinos, 3 jicamas y 10 horas despues sigo aquí tratando de entender los deterioros de las fotografías para poder hacer la tarea. Y he llegado al punto que ya no furulo, no me peudo ni concentrar y ahogo el estres con montones de fibra y ácido cítrico.

Ouka Leele, Limones, 1979
 Mi cerebro se descompuso y se puso más simple que de costumbre, me agarró un momento de locura de esos que Chocolate odia porque lo saco de su camita y bailo con el sosteniendole las patitas. Damos vueltas por la sala mientras canto lolipop.

 

Sonrían y buena vida

No hay comentarios: