7 jun. 2010

Terriblemente absurdo y sin sentído


Cierra los ojos, entrelaza tus dedos con los míos, sumérgete en mi aliento, déjame llevarte al país donde habita la mariposa de las largas alas.

Transfórmate en cielo y conviérteme en tierra para que la lluvia sea un beso cósmico, de esos que crean dioses listos para inventar universos.

Dime que es posible, que eres libre y que me deseas... envuélveme en tus brazos, traspórtame al infinito, tirémonos a un abismo, volemos hasta los confines del mundo y de regreso.

Bailemos sobre la flor de las hadas, dame tu corazón para saborearlo y devorarlo.

Enrédame en una sádica explosión de dulces emociones , arráncame las entrañas y los ojos, metete en mi cuerpo y llénalo de ardoroso fuego .

Yo te prometo torturarte con deliciosas caricias hasta ahogarte con mis besos.

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Los besos cósmicos son los mejores.

Saludos.

Paulina dijo...

Acabo de terminar "la mecanica del corazon"... mujer, ten cuidado con tu cu-cu!
Pero te admiro... no sabes cuanto!
Beshos!