29 nov. 2009

Un Dedal


Yo me ahogo siempre en un dedal, porque al tamaño de mis penas ni siquiera amerita que les llame vaso. Pero si los dedales también son besos ¿ será que me ahogué en un beso? o simplemente todo fue una confusión de términos.
De todas formas que importa, si hice dije, hice o vine ya quedó atrás, ahora me pongo a escuchar 111 de Tiziano Ferro, y creo que el catorrazo si me volvió 2 rayitas menos dulce y 3 más desconfiada, pero dicen que el tiempo cura todo ¿no? quiero pensar que si.


Ya no me queda más que reír de misma, continuar, aguardar a que el tiempo haga lo suyo y desearles a los que han decidido tomar otros caminos buena suerte.

3 comentarios:

Meryone dijo...

pensé que era un dedal como el que le da wendy a peter

sí, que yo sea tigrilla no implica que no recuerde qué le pasa al resto de personajes

besos

Meryone dijo...

ni idea de cuándo empezaron a llamarlas sirenas, la verdad

los besos deberían llamarse dedales por decreto (y viceversa)

dedales para ti

CAT dijo...

Y está entrada fue como una premonición, tengo que tener cuidado o se repetirá una y otra vez al infinito No puedo ir regalando dedales por la vida como si fueran caramelos.