3 oct. 2009

El momento de la verdad


Después de meses de ensayo llegó el momento esperado, mi primera presentación de danza árabe, estoy bastante emocionada y un poco asustada. Ya está listo todo, los vestuarios y los accesorios en la maleta, la cita con el maquillista y hasta la peluca y las pestañas. Y con tanto chunche que me pondré encima creo que me sentiré toda una diva y no puedo dejar de imaginarme ser como Nancy Arjam caminando tras bambalinas después de mi último baile y quitándome dramáticamente la peluca.



Y aunque el saldo emocional que está dejándome la presentación no fue del todo blanco, y hay algunos sucesos que lamentar en los que prefiero no pensar en este momento, el resultado de todo este asunto ha sido muy satisfactorio.

Hoy el último ensayo fue a morir y mi pobre cuerpo pide cama, así que los dejo para dormir que por la mañana todavía quedan muchas cosas por hacer. Gracias a todos aquellos que estarán ahí para verme convertida en la inspiración de Ingres (y los que no también, aunque no me culpen si el domingo amanecen con la cara pinta)

Sonrían y buena vida.

1 comentario:

Ironic dijo...

Suerte!!!!
Seguro estarás estupenda :)