19 sept. 2009

Otro ataque de insomnio

Para variar no logro dormir...


...y me estoy acordando que me gustan los besos y los abrazos de Gustav Klimt...



... y tambien los de a deveras...



... y me estoy acordando que una de las diez cosas que más me gustan (despues del chocolate y el helado claro está) es recargar mi cabeza contra el pecho de una persona y escuchar sus latidos...

Creo que debo de ir a seguir intentando dormir, lamentablemente no hay ningún latido que me arruye al alcance de la mano, que triste...

Sonrían y buena vida.

3 comentarios:

Carrie dijo...

awwww... ni monos.. alguin dia ñoña mia, algun dia!!

Meryone dijo...

pues a mí klimt, hasta que no lo vea en directo con todo su pan de oro y decida... como que no...

o sea, tiene su encanto, pero... no. al menos no como al resto de la gente

(que ya sabes que que a mí no me guste demasiado algo no quiere decir que no me guste. si no me gusta, digo que no me gusta en absoluto)

ay, los latidos ajenos

yo también quiero...

besos

Alejandro Maiza Catalán dijo...

Puede que parezca extraño, mas yo ayer también tuve una noche de insomio a causa de diversas preocupaciones. Como no sabía que hacer me acerqué a la mi estanteria y me puse a rebuscar. Ahí me encontré un libro de Klimt, de la editorial Taschen, y me puse a copiar uno de los cuadros de su último periodo, un paisaje con unas gallinas, intentando sacar la simetría. Cuando tenía mi dibujo acabado (o casi) saltó mi gato encima de la mesa y lo manchó. Ahora me vino a la mente todo esto, al leer tu genial artículo, es muy bueno. Felicidades por tu blog.