15 jun. 2009

Travesuras de Amorcillo

De nuevo he sido una loca, ya se me pasó el coraje con mi amiga y compañera de equipo, no fue para tanto, las desveladas me están dejando en un estado extraño de conciencia. Hoy mientras alineaba hilos de urditrama en la pieza de Ale Tlaquepaque… porque han de saber que me pusieron a trabajar la pieza de otra en vista de que soy un peligro para la propia, jeje, bueno algo así pero de eso ya les contaré otro día; el punto es que me acordé de que hace mucho que no voy al MUNAL y extraño ver ese cuadro de Ocaranza que tanto me gusta, uno donde sale Cupido rociando su veneno sobre una flor.
Nunca he sabido de más cuadros de Ocaranza, los únicos cuadros célebres que le conozco son los dos que están en el MUNAL, que es ese de las travesuras de Cupido y el la Flor marchita, que por cierto siempre me han parecido como una viñeta que se lee junta, los dos me gustan mucho.

Ellos tienen en parte la culpa de que en los cuadros del Gato Acrofóbico salga la flor de las hadas tantas veces retratada, bueno ellos y Shakespeare, por andar haciendo que Puck vierta en los amantes el rocío de aquella flor mágica.


¡Tengo tantas ganas de bailar sobre la flor de las hadas! ¡Tengo tantas ganas de raptar al rey de los piratas y hacerlo bailar conmigo hasta llegar al país donde habita la mariposa de las largas alas!

1 comentario:

Paulina dijo...

Me da gusto q hayas dormido y nadie haya salido herido... es bueno saber finalmente el significado de la flor...besos!