16 jun. 2009

¡Terminé!




¡Terminé la pieza! o al menos así fue declarada por la Güera Textilera, a la que poco le faltó para decirme "Ya déjala así niña, no la vayas a joder más". No hubo aplausos para mi, pues al parecer soy la peor vergüenza que ha cruzado por el taller de textiles, me han degradado a payaso.

Y yo solo puedo pensar en la canción del pánico de Olivia Ruiz, y en que hay que terminar un tapiz y el análisis del matrimonio de los Arnulfini ¿por qué me encanta meterme en camisa de once varas? ¿porque tuve que escoger un cuadro tan complejo? Ya solo veo bailar a los señore Arnulfini a mi alrededor.

Será, lo que tenga que ser, solo queda esperar, y seguir haciendo rikis sobre la pieza de otra con más honor que yo.

1 comentario:

Flor dijo...

Será, lo que tenga que ser, solo queda esperar



Y sí, esperar...