25 abr. 2009

Watching the world by la vache qui regarde passer les trains


Me ha pegado el bajón emocional, puedo asegurar que está vez mis hormonas no son las culpables, así que tal vez sea un poco de depresión pre apocalíptica. El mundo me ha prometido tantas veces que se acaba y no me cumple, que ya no se la creo, morirse víctima de una epidemia hasta suena romántico...


Últimamente me pregunto qué pasa conmigo ¿Por qué tengo fijación con puros casos imposibles? Siempre ocurre del mismo modo, esa persona no gusta de las mujeres o repentinamente decide que quiere hacer voto de celibato para entregarse a una vida religiosa o le gustan las anoréxicas, las pechugonas, las pelirrojas o las peli verdes naturales. Todo el tiempo resulta que justo la persona en la que me fijo tiene la vista puesta en alguien que resulta más bonito, más simpático y más inteligente.

Mi culpa supongo, por fijarme siempre en la persona equivocada pero ¿cómo se le hace para no fijarse en la persona equivocada?

En fin, por lo mientras será mejor no salir estos días a la calle, pensándolo bien, si me muero ¿Quién alimentará a chocolate?, no puedo dejar que un inocente gato muera de hambre por mi negligencia. Me quedaré el resto del fin de semana, bordando y leyendo cosas de momias curtidas ó mirando por la ventana mientras tomo cafecito en mi taza nueva, esa que describe mi estado emocional de los últimos días.

No hay comentarios: