5 abr. 2009

Puta madre, y se lo llevó el progreso

Hay un dicho que versa así: En casa de herrero azadón de palo” y hoy justo hoy aquel refrán me pesa como 12 toneladas. Tenia más de seis meses que no me paraba en San Juan, el pueblo donde esta la casa de mis abuelos paternos. Por la escuela y otras cosas no me había dado cuenta de lo que estaba pasando, me siento culpable, se me sale ese espíritu romántico e idealista del que tanto me burlo cuando se habla de patrimonio supongo (golpes de pecho).

Resulta que una de las esquinas que quedaba de la casa vieja fue radicalmente modificada para poner un local. Aquel cuarto fue alguna vez la maternidad del pueblo y en los primeros años del siglo 20 fue el lugar que vio nacer a la mayoría de las personas de este lugar, antes de que la comunicación con la ciudad de Pachuca fuera buena, esta casa era lo más parecido a un hospital que había en la zona. Hasta hace un año la maternidad estuvo intacta y yo me confié, como si pensara que seguiría así por la eternidad. Estaban todo el mobiliario de principios del siglo XX: las camas, la mesa de auscultación, aun algunas cosas del instrumental, etc.; entrar al cuarto era como viajar en el tiempo. Pero lo deje ahí, confiada a que permanecería inmutable como lo había hecho ya mas de 50 años, porque algo en mi pensaba ilusamente que todos veían lo que yo en el. Sin embargo no resulto así, una de mis tías, con su maravillosa visión para los negocios pensó que el espacio era inútil y lo aprovecho., no se como no lo vi venir, era cuestión de tiempo; entonces saco todos esos “cachivaches inservibles” al patio, y en nombre del progreso se fueron a la basura.

Todo esto suena alarmista, pero tienen que comprender que en estos momentos estoy que me lleva la chingada, estoy rabiosa, pero no con mi tía, ni con mis abuelos, ni con mi padre. ¡Estoy enojada conmigo por haber olvidado que lo que se deja arrumbado se vuelve prescindible!

Tal vez los que destruyeron materialmente lo que yo consideraba un pedazo importante de la historia de mi familia y de este pueblo, fueron otras manos, pero la autentica culpable soy yo. Era yo la que los pensaba importantes, la que tenia una buena razón para preservarlos, la que podía dar argumentos validos para que el cuarto se conservara, la que tenia el poder y la capacidad de convencerlos de su importancia y ¿que hice? Nada, absolutamente nada, es mas ni siquiera me entere de lo ocurrido hasta hoy.

Me doy asco de mi misma, de mi propia falsedad, de darme cuenta de que en verdad solo voy por ahí repitiendo como merolico las letanías aprendidas en la escuela, que la palabra patrimonio es la mas hueca que he pronunciado en toda mi existencia, porque si realmente me creyera eso de la importancia de la conservación, tal vez me hubiera interesado mas en el destino de la vieja maternidad.

¿No parece irracional?, yo sentada ahí en un galerón de una escuela de la ciudad de México formándome en conservación y restauración de bienes muebles, dedicándole casi el 100% de mi existencia , al punto en que he dejado algo abandonados otros aspectos de mi vida como familia y amigos, deslindándome de casi todo lo que no tenga que ver con la ENCRyM, metiéndole mano a objetos que me son totalmente ajenos y de los cuales su importancia me viene un poco forzada y le mediante un severo análisis logro también comprenderlos como importantes. Mientras en San Juan Solís, un grupo de objetos y un inmueble los cuales según yo eran de importancia histórica, se van al carajo por culpa de mi desidia.
Todavía estoy analizando lo que sucedido, por que de esto me percate esta mañana, de nada vale ponerse a llorar sobre las cenizas de los colchones de la maternidad, por que esas las barrieron muchos meses atrás, lo único que queda es pensar ¡ahora que voy a hacer? Hay que ser conciente que aventarse el rollo de la conservación de un bien patrimonial es un cochesote, una responsabilidad casi igual o mayor a la de tener un hijo.
Hay que dedicarle tiempo, dinero y trabajo, mucho trabajo, y si uno se mete en esas broncas hay que meterse todo, nada de esas mamadas de “en mis tiempos libres” o “hay cuando me acuerdo” y comprometerse. Y no se si quiero esa responsabilidad, porque digamos que el tiempo y el dinero no son dos cosas que me sobren. No se como actuar lo que hacer, podría rescatarse algunas cosas que no han tirado, pero sinceramente no se que hacer con ellas. ¿Es que debería dejarlo solo pasar y cargar con el muerto eternamente en mi conciencia?

Lo único que me queda decir por el momento es que ¡A como duele pegarse de cara con la realidad! pinche chigadazo que me acabo de dar.

5 comentarios:

Meryone dijo...

qué rabia da cuando tiran cosas a la basura! cosas importantes, claro (ahora mismo intento superar mi síndrome de diógenes) :P

no te sientas culpable, a veces nos cuesta mucho ver lo que está cerca

besos

Flor dijo...

Es doloroso ver algo que para nosotros era importante ( y hoy te diste cuenta, después que viste que ya no estaba) y que ya no esté.
Con esto aprendés que hay que saber mirar y apreciar las cosas a tiempo NO?.

Pamela o Paulina dijo...

Ay mujer...

En efecto, lo hecho hecho esta, y creo q ya diste el siguiente paso... el de analizar "ora q chingaos sigue?"... se q va a ser dificil no ser tan dura contigo misma, sobretodo cuando todos tus argumentos son validos, pero te prometo q la memoria de ese lugar sera suficiente para q esto no te vuelva a pasar....Ahora, q si esto te pone a pensar acerca del futuro de tu carrera, bueno, creo q eso ya ha salido al tema... ya me contaras si fue una senial... beshos!

Fan Fan dijo...

Que fetichistas nos estamos volviendo amiga, yo colecciono mi basura (no toda, guacala) por que pienso que es un documento que le servira a alguien en el futuro
jajajajajaja

(risa demente de fondo)

Laulán dijo...

Hola y disculpa si no he respondido antes a tu pregunta sobre las momias de las turberas. Ando estos días muy liada y no tengo tiempo para repasar asiduamente los blog. Espero que no sea demasiado tarde.
La información la tomé de una publicación de nathional geographic de octubre de 2007 (creo que era esa fecha), pero en la red puedes encontrar información en los siguientes enlaces:

http://www.laotrainformacion.com/momias.htm

http://www.taringa.net/posts/imagenes/1731833/El-hombre-de-Tollund-(momias-en-los-pantanos).html

puedes buscarlas también por momias de los pantanos o por el nombre de la momia "niña de yde, hombre tollund.

También puedes entrar en la página de nathional geographic españa y buscarla en el buscador, aunque solo podrás ver un trozo.

Si quieres, me dejas una dirección, yo escaneo las páginas de la revista y te las envío.

Saludos y de nuevo disculpa si he tardado en contestarte.