27 abr. 2009

Influenza porcina, un decálogo para la muerte


Si usted desea morir de influenza porcina solo siga estos 10 sencillos pasos:
  1. No se le ocurra usar un pañuelo para tocar perillas, llaves, puertas etc., de lugares públicos; además de que se verá como un jodido modosito, perderá la posibilidad de quedarse con algún virus, nunca se sabe quien tocó antes que usted ese picaporte.
  2. No se lave nunca las manos, especialmente si ha salido a la calle; es más coma y prepare alimentos con las manos sucias, si no le da la influencia porcina, tal vez se muera de cólera, salmonelosis o una disentería marca diablo.
  3. Para aumentar la probabilidad de contagio asegúrese de visitar lugares altamente concurridos y donde no pegue la luz del sol (el condenado sol mata el virus). De preferencia usar el metro antes que cualquier otro medio de transporte, recuerde oscuro y concurrido.
  4. No usar tapabocas aumenta la posibilidad de contagio, además recuerde que le descompone el peinado y no deja ver su maravillosa sonrisa ¿acaso cuando muera quiere que la gente no recuerde esa encantadora sonrisa que siempre llevaba un peinado a la última moda?
  5. Para potenciar su posibilidad de contagio, bese, abrace y salude con el mayor contacto físico posible a cuanto parroquiano se le atraviese en el camino, especialmente si le ve cara de griposo a 7 leguas.
  6. Conviértase en anoréxico o haga huelga de hambre, un cuerpo desnutrido es más susceptible a agarrar el virus, y si logra contagiarse caeré como mosca en pocos días. De preferencia no coma frutas ni verduras, esas tienen demasiadas vitaminas benéficas que podrían arruinar sus planes de morir de influenza. Tampoco descanse, desvélese todo lo que pueda, un cuerpo cansado es un cuerpo susceptible.
  7. Cuando los síntomas comiencen a presentarse no vaya al médico, auto medíquese, así el virus agarrará fuerza y lo matará más rápido.
  8. Si es usted una nena y no le gusta sentir el cuerpo cortado, tome cajas y cajas de acido acetil salicílico, Aspirina para los cuates; estas tienen el plus de complicar su cuadro clínico causándole problemas de coagulación, que podrían ocasionar desde pequeñas hemorragias hasta la muerte.
  9. No le diga a nadie que está enfermo, lo obligarán a ir al hospital donde le darán el tratamiento adecuado para que se cure y no muera.
  10. Cuando estornude no se tape la boca, es más escupa escandalosamente especialmente si hay una multitud cerca, esto no lo matará de influenza porcina, pero si provocará una muerte violenta a manos de una multitud histérica y enfurecida.
Si usted cae enfermo y existía la posibilidad de sacarlo de el cuadro de influenza porcina, siguiendo los anteriores consejos es casi seguro que no le dará el gusto a los galenos de curarlo, claro a menos que sea mismísimo Dr. House o Macario coludido con la muerte el que lo atiende.

Si por el contrario, lo que usted desea es tener una existencia más prolongada y usar el año que viene una camiseta que diga “Yo sobreviví la cochina epidemia”, quédese guardadito en su casa viendo películas o leyendo un libro y haga todo lo contrario de lo que se indica arriba en el decálogo de la muerte.

4 comentarios:

Meryone dijo...

hostia, que tú vives en df!!!

claro

siempre se me olvida

y será que hablas poco de la luna cuadrada...

cómo lo llevas???

con sentido del humor por lo menos. :)

ánimo!

y besos

Flor dijo...

cuidateeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee !!

Yo hace una semana que estoy con gripe!!!
Vos que estás en México con más razón te tenés que cuidar!!
Aca ya no se habla más del dengue , ahora es la porcina :S



Y sí, hay que desahogarse pero no a cuestas de otros !

Saludos Cat !

Meryone dijo...

no te conviertas en cerdo, no...

yo también tenía insomnio de muy peque (siempre he tenido insomnio) y también leía (debajo de las sábanas, con una linterna, como está mandado)

pero a poe lo tuve que sacar de una biblioteca...

besos

Fan Fan dijo...

pisis tu entrada si esta muy enagenada!! jajajajaja

prometo escribir más en el mio, y en cuanto a eso de promocionarlo, pues... no tengo una pinche idea de cómo, aparte de que necesito escribir más, debo de recordarme y recordarte que sólo lo abrí por puro ocio; pero bueno, quiza escriba sobre lowbrow o algo.

SALUDOS INFLUENCIADOS