7 mar. 2009

A él no le gustas tanto



Justo acabo de regresar del cine, y lo que se me ha quedado grabado es cierta frasecita que de pronto me calló como una pedrada gigante
“Si alguien te trata como si le importaras un carajo, es porque le importas un carajo”

No es que la película sea la revelación del año, más bien es una de esas típicas comedias románticas gringas: bastante dulzona, trama entretenida pero predecible, un elenco en gustos variados para hecharse taco de ojo y uno que otro toque de cinismo para que los amargosos como yo no mueran de coma diabético. En pocas palabras una de esas cintas para hechar el palomazo o dominguear cuando no hay nada más qe hacer o que ver.

El punto es que para bien o para mal, me ha agarrado justo en mi momento de sensibilidad y me ha puesto a pensar. No es que me sienta muy orgullosa de que una película cursi, me restriegue en la cara lo estereotípico de mi comportamiento en los aspectos sentimentales, pero si lo puedo tomar como una señal de alarma de que algo estoy haciendo mal.

Por lo mientras basta de reinas del drama y no más palomazos domingueros en viernes para mí por un rato, al menos hasta que la luna me deje en paz.

3 comentarios:

Castrodorrey dijo...

Pos no la vi...jajajaja....pero si que es verdad el título.
Me alegro de saludarte.

Flor dijo...

Jaja, es verdad esa frase :S
No la vi, me diste ganas de verla jaja.
Aveces pasa que mirás una peli y te toca tanto que te ponés a pensar.
Me ha pasado !

Son mis sobrinitos, mi motivo por el que sigo aca.
Están en Singapur y hace dos años que no los veo.
Asique imaginate como los extraño.
Aprovecha que tenés los tuyos !!!

Meryone dijo...

oh, dios mío!

sí estás auténticamente con el spm! lo digo por la película...

me informo sobre los estudios de restauración (creo que lo que tú llamas conservación aquí se llama restauración, aunque me temo que va a ser o no-universitario o en categoría de máster. como sea, le pregunto a gente que haya estudiado arte cómo funciona la movida

en cuanto a mi opinión, siempre seré de la gente que opina que irse al extranjero es bueno. tal vez porque yo, por diversas circunstancias familiares no he podido hacerlo ni podré hasta que me quede "sola en el mundo" (cómo me gusta dramatizar, dios!)

así que claro que te animo a que vengas. si hay lo que tú quieres, claro

besos