6 ene. 2009

Día de reyes, otra vez un banquito


Creo que esos señores poseen un sentido del humor que me está crispando los nervios, les he hecho mi carta como cada año y me han traído lo mismo que me traen desde los 13 años: un condenado banquito, para que me siente a esperar.

No los entiendo, si yo he pedido puras cosas sencillas esta vez:

  • Un cerebro funcional para todos los políticos del mundo (con todo e instructivo en audio guía para que no haya pretexto de que no saben leer)
  • Que los microbuceros sean más amables que los caballeros ingleses de las películas hollywoodenses. (y si es posible que todos parezcan Adonis o la mismísima Afrodita)
  • Que el chocolate no me haga grande las caderas (y si se puede el helado, también)
  • Que toda la gente levante la caca de sus mascotas en el parque. (o que de menos les caiga el karma y la pisen)
  • Que a los mamones y alzados, les bajen los humos de un sopapo (especialmente a cierto humano que dice ya no hablarme por mi bien, oh pero que mártir ¡hay de él! ¿Dios pero porque lo hiciste tan piadoso?)
  • Que me traigan un@ adorable novi@ nuev@ (aunque si es de segunda mano, no me quejo)

Pero cual va siendo mi sorpresa al despertar, el condenado banco con colchoneta doble para que no me duelan las nalgas de tanto estar sentada.

Posiblemente es que no me he portado lo suficientemente bien, o podría ser que en realidad lo que pedí es tan difícil que ni la magia lo puede cumplir. Sin embargo como estoy muy enojada ¡no pienso usar el condenado banco! Si los reyes no piensan cumplirme mis deseos, me rehúso a seguir siendo su cliente. Y como también ya le hice cuicuiri a Santa Claus, porque el condenado me trajo un videojuego en vez de lo que le pedí, es tiempo de ir a buscar mis deseos yo solita.

De menos estoy segura que lo último de la lista si lo puedo conseguir, lo demás creo que si va a estar un poquitín difícil pero ya veremos qué pasa. Con respecto al cerebro para político creo que si me volé la barda, con esos creo que hasta Dios tiró la toalla. Mmm aunque aun no le he pedido auxilio a Superman.

En fin por hoy me despido, una taza de chocolate y una rosca me aguardan. Saluditos y que no les toque el niño, y si les toca no sean codos ¡cáiganse con los tamales!.

5 comentarios:

Lábani dijo...

jajajajajajaja, es que pediste cosas retedifíciles, pero bueno... quizá te van llegando poco a poco, no?

Por lo demás, disfruta tu rebanada de rosca y cuidado con el niño, te lo vayas a tragar... como yo.

Saludos y gracias por visitar mi bló.

Meryone dijo...

yo les pedí la paz en el mundo y pasaron de mí

pero no se me ocurrió pedirles lo del chocolate. voy a probar (el año que viene) a ver si lo que me sobra en la tripa me podría sobrar mejor en el culo... no?

eso sí, me trajeron un post con abrazos...

beso

Flor dijo...

Jajaja, perdón por reirme, pero hiciste de tu vida una historia, un cuento... Sos fantástica.
Y sí, aveces hay que buscar las cosas, en tu caso seguro que es eso, que estás cansada de esperar al principe o princesa que venga en su caballo blanco ..
Y bueno ey ! VAMOS calzate los tacones y sál a buscar..
Si te caés, levantate, no te dejes vencer por un bufon/a que te dice que ' hago todo por vos ' BAAHH, no seas tonto ! ( a vos no, a él/ella)
En fin ..
En mi caso, como dice mi perfil, estoy arta de ir a buscar las cosas, siempre buscando.. Y ya me cansé, ahora la persona que me quiera, que venga por mí !!!
Y la bronca es porque ... nosé, hoy tube ese ánimo .. jaja
Muchas gracias por pasar , enserio !!
Cuantos años tenés? (va, si se puede saber)
un besito
Flor

pd: Los reyes no me dejaron nada, estoy olvidada...

hUitZiLopOcHtLi dijo...

Lo mejor en estos días es no creer en los reyes, dejar a los politicos, medirse al tu por tu con los microbuseros, comer chocolate light, mirar por donde caminas, dejar que los microbuseros se hagan cargo de sopapear mamones y salir a buscar amor...
día de reyes y no probé rosca alguna, eso es nuevo...

Uno que mira dijo...

señorit@ CAT

se volvió usted a equivocar
el banquito que le dejamos no es para que se siente a esperar
es para que se siente a descansar cuando en el fatigoso viaje que separa el desconsuelo de los sueños se siente usted a descansar cuando no pueda más con su alma o que se siente a contemplar un rincón fascinante del paisaje para pararse a contemplar por un rato la belleza

creimos que estaba claro
perdónenos por no haberle dejado el libro de instrucciones

con cariño

Los Reyes Magos.