21 ene. 2009

Cúmulo emocional


Todavía no acaba mi primera semana (la segunda para el resto de mis compañeros) y ya estoy segura de que será un semestre pesado. Recuento de los daños: Dolor de espalda y de quijada (causado principalmente por él collarín), estar sentada tratando de empinarme sobre la mesa para escribir o hacer cualquier cosa me deja un poco cansada. Dolor de corazón, indiferencia de algunos humanos, pero ya habíamos quedado antes, que con respecto a eso no se puede hacer nada, así que “focus, focus”, no lo mires y síguete de largo, aprovecha que tienes de pretexto el collarín para no voltear.

Hay tantas cosas que aprender este semestre, y tan poco tiempo, por lo mientras me aseguraré de jamás volver a meter las cobijas de lana en la lavadora, después de tres días en textiles entendí porque se deshicieron. Tampoco me volveré a lavar el cabello con la barra de jabón de manos, tampoco lo hagan ustedes, y si es necesario porque se les acabó el shampo por favor úntense jitomate o échense jugo de naranja, o cualquier cosa que tenga un pH ligeramente ácido, consejo de la abuela y del su químico de confianza para no quedarse calvo. Jajaja.

También me he dado cuenta con terror de lo increíblemente resistente que es el polipropileno, hoy hice una práctica de identificación de fibras, usamos reactivos bastante fuertes y al condenado no le pasó nada, ni siquiera cambio de color.

Ah, demasiadas información que me ha entrado en la cabeza en tan escasos días, y yo sigo tratando de procesarla y hacer lugar para la que viene. Espero que en el proceso se salgan la telarañas mentales que me nublan el pensamiento. Más me vale porque tengo que tener la mente bien clara porque va a ser difícil enfrentarse al telar de cintura. Éste semestre me está generando una mezcla de emociones, entre júbilo y pánico.

Vale, si logro hacerme tiempo, les contaré como me va con el telar de cintura, y sobre la restauración de las dos piezas del museo textil de Oaxaca que me han tocado para este semestre.

Pero ya querías regresar ¿no?

5 comentarios:

hUitZiLopOcHtLi dijo...

Te dije, hay que hacerle caso al cuerpo pero escuchando atentamente, no hay problema por el malentendido, echale ganas a la escuela y como dicen "para atras ni para tomar impulso", te dejo el enlace de mi primer personaje, la historia es real, el nombre no. Saludos, nos estamos leyendo.

Castrodorrey dijo...

¡¡animo, cat, que tu puedes!!! jejeje...excelente narración, amiga.

Flor dijo...

Sí, vamos... Indiferencia a las personas que no nos hacen bien...

Jaja, te lavaste el pelo con la barra de jabón de manos? jaja, creo que antes hacian eso, pero les quedaban durittttoooss los pelos jaja.


Sí, es mejor poner la mente clara no?, quedate una noche pensando y arreglando tu cabezita, asi no te pasa nuevamente lo que te pasó... Hay que re-examinar el corazón o los sentimientos o también podrian ser los pensamientos.. no?... ;

Y respecto a tu comentario
¿Qué es vivir a pleno?
En mi opinion es vivir libre de toda precupación, osea siempre siempre vas a tener preocupaciones, pero no hacernos problema por TODO y hacer de una cosita chiquita, un GRAN escandalo, hay que pensar que hay otros peores que nosotros, hay millones de chicos que se mueren por minuto, millones de desnutridos que no tiene qué comer, y etc...
Vivir a pleno es disfrutar de la vida, salir, reír más de lo común, dejar atrás a esas personas que no valen la pena, que no tendrian que ser importantes (pero lo son)...
Nosé, pero eso es lo que necesito HOY. Atrás con el pasado, atrás con todo.
Un poco de diversion no le viene mal a nadie.
¿ Cuánto tiempo más tenés que estar con ese coso en tu cuello?
(nosé como se llama jaja)
Un beso
cuidate :)

Flor dijo...

" Mmmm, oye un favor, me puedes mandar mi lengua por estafeta si la ves? creo que la condenada llegó corriendo hasta ayá. jeje

Saludos. "



No entendí eso jaja...

Lábani dijo...

ejem... no es "quijada" es "mandíbula", pues sea como sea, usted no es burro.

Por lo demás, bueno... espero que los malestares físicos aminoren con el paso de los días y que los del corazón desaparezcan right now.

Que la mente se te expanda para que absorbas toda esa información que me encantó leer sobre textiles... (¿restaurar textiles oaxaqueños? no mamesssssss, soy tu fan).

Síguenos contando.
Por lo pronto, ya no lavaré mi cabello de emergencia con el "Rosa Venus" del botiquín.

Besos.