20 oct. 2008

Pero si salió corriendo


Hace un tiempo esta canción de Conchita me dejaba una sensación amarga en la boca, me recuerda a cierta noche de estupidez emocional sobre cierto sillón verde. Hoy la canción y el sillón me sirven para recordar que no debo ceder ante las lágrimas de cocodrilo y mantenerme firme en mis decisiones...


NO SALGAS CORRIENDO

Sobre tu ombligo ahí esta mi boca,
entre tus piernas mi corazón
Entre tus brazos va mi cabeza,
tu huella está sobre mi pulmón
Sobre tu vida está nuestra historia
Sobre mi cuerpo está tu renglón
Y de mis pies hasta mi cabeza
Está tu olor, siempre se quedó
Dime que todo va a salir bien
Que entre tu sueño y mi guitarra
Pondremos un puente y a correr
Que sin ti yo no valgo nada

Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no salgas corriendo
Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no, que no salgas corriendo
Que no salgas corriendo, que no salgas corriendo

Sobre tu lengua está mi saliva
Tus brazos hacen de cinturón
Y de tus labios a mis caderas
Va resbalando tu corazón
Y duerme el mundo y a quién le importa
Que no hay relojes en tu colchón
Y entre tus labios y mis caderas
Solo me estorba el edredón

Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no salgas corriendo
Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no, que no salgas corriendo
Que no salgas corriendo, que no salgas corriendo
Que no salgas corriendo, que no salgas corriendo
Que no salgas corriendo, que no salgas corriendo
Que no, que no salgas corriendo, que no , que no, que no salgas corriendo

Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no salgas corriendo
Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Antes de tiempo y es mejor que no, que no salgas corriendo

Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos
Y otra vez he de morderme la voz
No sea que vuelva a hablar de dos

No hay comentarios: